Permitida la quema de rastrojeras desde el 15 de septiembre según la zonificación
04/09/2020
Desde UAGN informamos que es obligatorio rellenar la Declaración Responsable en los casos que detalla la normativa
10/09/2020

Recientemente, el 22 de agosto, cumplimos un año de la histórica movilización celebrada en Aínsa impulsada por la Plataforma Transpirenaica de Ganaderos del Pirineo. Miles de personas nos acompañaron en defensa de una ganadería extensiva. La plataforma, impulsada por UAGN, como única organización agraria de Navarra adherida, Asaja Aragón y Asaja Lleida, agrupa a más de setenta colectivos de ambos lados del Pirineo.

La Plataforma se creó para afrontar desde el sector la reintroducción de especies depredadoras y para sensibilizar a la ciudadanía sobre la aportación medioambiental, social y económica de los ganaderos y agricultores. Y hoy, en plena pandemia, se ha podido demostrar el papel fundamental del sector agrario así como el valor multifuncional de los ganaderos con el medio ambiente, el empleo y la producción de carne de calidad y segura en nuestro entorno.

Se nos ha impuesto la convivencia con una especie como el oso y en breve el lobo, en nuestras tierras que atacan al ganado. Nuestra denuncia ante las Administraciones es que prioricen la pervivencia del ganadero ante la amenaza que supone estos depredadores y que se propongan alternativas. Demandamos su devolución a sus tierras de origen y, mientras tanto, sistemas de gestión efectivos que permitan a los ganaderos estar prevenidos ante la presencia del oso.

En este sentido, hemos trabajado para que la Administración tenga a los ganaderos como personas prioritarias en nuestra tierra, donde sean partícipes de las decisiones políticas y por tanto se nos reconozca como agentes decisivos en la preservación de nuestra actividad económica. Sin embargo, un año después, apenas ha habido avances, más allá de los puramente estéticos.

Se ha puesto en marcha un plan que da cobertura a la reintroducción del oso, y al que se han aplicado una serie de medidas que producen descontento por su insuficiencia entre los ganaderos y que no han servido para solucionar sus problemas, aumentando así la desmotivación entre el sector. En concreto, llama mucho la atención el mal funcionamiento del sistema de avisos, que no informa de forma preventiva al ganadero de la presencia del oso en las inmediaciones y por tanto le imposibilita para tomar medidas.

El sistema de geolocalización no aporta la información debida y por tanto no ayuda al ganadero. Así mismo la descoordinación entre comunidades autónomas aumenta la sensación de abandono del sector. Otras medidas paliativas como las indemnizaciones, a pesar de su dotación económica, son una solución pésima, ya que no reducen el desánimo y además implican dificultades en la tramitación. En definitiva, reclamamos un reconocimiento a la actividad multifuncional de la ganadería en nuestros valles y la solución a estos problemas que nos demuestran una vez más que debemos seguir luchando por conseguir que haya un cambio real en el trato para con la ganadería extensiva.

Gonzalo Palacios, ganadero de Izal y vicepresidente de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
loading...