Los anuncios de Autorizaciones Ambientales Integradas en el BON tendrán un coste fijo
05/07/2019
La cosecha de cereales de invierno sufrirá un severo recorte
05/07/2019

Begoña Liberal Berasain entró a formar parte de la Junta Permanente en el pasado congreso en enero. Tiene 46 años, casada con Fran Labiano y con dos hijos de 15 y 14 años. Natural de Reta, actualmente vive y tiene la explotación de cereal en Orísoain. “Provengo de una familia de agricultores y siempre he vivido del campo. Inicialmente estudié derecho y trabajé en otros sectores, pero junto con mi marido tomamos la decisión de cambiar de vida e instalarme como joven agricultora en 2008”

Dedicarte a la agricultura te viene de vocación…
Sí, soy nieta, hija y hermana de agricultores, toda mi familia proviene del sector agrario.

¿Pero inicialmente no decidiste quedarte en el campo?
Yo me fui a Pamplona a estudiar la carrera de Derecho en la Universidad de Navarra. Trabajé en otros sectores, pero con el tiempo me di cuenta de que esa vida no era la que quería.

Entonces te instalaste como joven agricultora y volviste al campo.
Si, eso es, mi marido es autónomo, tiene una pala excavadora y trabaja en la construcción. Él compaginaba su trabajo ayudando a su padre en la explotación familiar de cereal. En 2008, cuando yo tenía 36 años, tuvimos la posibilidad de comprar unas tierras y es entonces cuando me plante la posibilidad de dejar mi trabajo en Gobierno de Navarra e instalarme como joven agricultora. Me quedo al frente de la explotación con las tierras de la familia de mi marido Fran, además de las que adquirimos, y contrato a mi marido cuando es necesario. La agricultura es lo que he conocido y me han enseñado mis padres y eso es lo que me motivó para instalarme.

¿Eres entonces la titular de la explotación?
Lo decidimos así porque era la única opción viable económicamente, porque aunque cuentes con la ayuda de primera instalación, necesitas más apoyo económico, ya que es mucha inversión la que se requiere y mi marido seguía en su trabajo.

Actualmente ocupas dos cargos de responsabilidad en las Junta de la cooperativa y de UAGN. ¿Cómo es tu percepción como mujer?
En la Junta de UAGN me siento totalmente integrada y estoy muy agusto. Y por toro lado pertenezco a la Sociedad Cooperativa Cerealista Valdorba, con 114 socios y 6.000 hectáreas y asociada a Grupo AN y y soy de la Junta desde algo menos de un año. Además en la cooperativa estoy muy presente porque me contrata para gestionar las ayudas PAC. Creo que el papel de las cooperativas es muy importante y el hecho de que estemos mujeres en órganos de responsabilidad es muy positivo.

¿Con que problemas te encuentras al gestionar la PAC?
Sobre todo hay un problema que me interesa dar a conocer, ya que nosotros como ciudadanos disponemos de dos plazos para hacer alegaciones y modificar el SIGPAC en cambio la Administración puede modificarlo durante la campaña de PAC. Por ejemplo puedes hacer la PAC en febrero, a principios de campaña, y allá por mayo te llega una carta de incidencias en la que te comunican que se ha modificado el SIGPAC y con esa modificación ya no cumples los requisitos. Creo que la Administración debería tener plazos cerrados para no crear indefensión.

Y volviendo a tu cargo en UAGN, ¿qué te motivó a entrar en la Junta Permanente?
Me engañaron David Lezáun e Iñaki Martínez y les dije que era totalmente descabellado, pero finalmente tras pensarlo tranquilamente tomé la decisión porque creo que puedo aportar mucho como mujer cerealista, pero creo que también voy a ganar en conocimiento. Hasta ahora no le daba importancia a temas que les ocurren a mis compañeros ganaderos, o de regadío que no conocía.

Que percepción tenías de la organización cuando no eras parte activa en la toma de decisiones.
Tenía una percepción diferente y distorsionada de lo que conozco hoy. Yo conocía UAGN por los servicios que ofrece, pero no era consciente del trabajo constante de lucha y negociación y creo que es una labor muy importante que se debería valorar más, creo que el trabajo reivindicativo no se valora mucho por los afiliados. Cada vez tengo más ganas e inquietudes por trabajar porque tengo muchas ideas, pero sé que todavía tengo que ir despacio y con pies de plomo, voy a hacer el esfuerzo por aprender e informarme. Además quiero destacar la transparencia con la que se nos transmite la información en todas las reuniones, para que contemos con toda la información y así podamos disponer de una opinión formada, y no optar por lo que decida una persona u otra. Estoy francamente contenta con la manera en la que se trabaja.

¿Contratas los servicios con UAGN?
Hasta ahora esas necesidades me las ha satisfecho la cooperativa, pero estoy empezando a trabajar la prevención de riesgos laborales.

¿Cómo va la campaña de cereal?
Comenzamos el 25 de junio. Venimos de campañas excelentes, y este año aunque todavía es pronto, creo que va a ser buena. Estaremos cosechando más o menos unos 20-25 días. También cosechamos a terceros.

Parece que esta reforma de la PAC a partir del año 2020 pretende dirigir la transición hacia una agricultura más sostenible.
Es importante dar a conocer a la ciudadanía que nosotros no somos los malos y que no hacemos las cosas tan mal. Actualmente en Orísoain nos han catalogado como zona vulnerable de nitratos y eso para mi explotación va a suponer no cambiar la forma de trabajar pero sí se me complica la gestión administrativa y con las posibles penalizaciones que conlleva, pero el problema de los nitratos no se va a solucionar con esta medida. El agricultor y ganadero mantiene el medio rural y el medio ambiente y es a él al que debemos primar. Vamos a priorizar nuestras explotaciones y a nuestros animales que limpian nuestros montes. Ahora estamos en el momento de negociar la nueva PAC y debemos negociar para ser más competitivos y modernos, tenemos un sector puntero, y sin embargo somos los que más atrás nos hemos quedado.

Vives entre Orísoain y Mendillorri. ¿Crees que se están abandonando a los pueblos?
Yo nací en Reta, del valle Izagondoa, una pequeña localidad de 15 habitantes, donde viví hasta los cuatro años que nos trasladamos a Pamplona mientras mis padres seguían trabajando en el campo. Actualmente Orísoain, un pueblo muy tranquilo, de unos 80 habitantes, cuenta con un bar que se abre los fines de semana y en verano por las tardes, una piscina que es un reclamo para que los niños quieran venir, y poco más, porque para comprar, al médico, etc. nos desplazamos a Barásoain que está a 4 km. No me puedo quejar porque soy joven y puedo desplazarme, pero entiendo que para las personas mayores la dependencia es total. Me parece que no somos importantes para la Administración, pero a nivel de exigencias nos exigen igual o incluso más que a una persona que cuenta con todos los servicios en la ciudad. Las medidas de la campaña de UAGN pueden favorecer a que la población se arraigue en las zonas rurales.

¿Y el futuro para tus hijos?
Mi hija Patricia, de 15 años, es más urbanita, es feliz con su cuadrilla de amigos en el pueblo pero le gusta más la ciudad; sin embargo mi hijo Mikel, de 14 años, es feliz ayudándole a su padre. A mi me gustaría que conocieran otros lugares, que estudien y que posteriormente decidan como he hecho yo. Quiero que sepan lo que cuesta ganarse la vida, no les quiero dar todo hecho. De hecho en cosecha se levantan a ayudarnos en campaña, el campo es un asunto de la familia, todos tenemos que aportar algo, y en estos momentos lo prioritario es la cosecha.

Cerrar
loading...