Tractor en un campo
Nuevos incentivos a la contratación
21/05/2023
Riesgos laborales, pasos a seguir después de un accidente laboral
22/05/2023

Distinguir cuando estamos ante un accidente laboral

Tanto empresa como trabajador deben reconocer en que supuestos estamos ante un accidente laboral y cuando no. La identificación es importante ya que un accidente de trabajo puede derivar en responsabilidades administrativas, civiles y penales para la empresa que incluso pueden comprometer la viabilidad económica de la empresa. No todo accidente que ocurre durante la jornada laboral es un accidente de trabajo.

¿Qué es un accidente de trabajo?

La definición se recoge en el art. 156 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social: “Se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”.

¿Que se considera accidente de trabajo?

  • Cuando el trabajador se traslada desde su casa hasta el trabajo o viceversa. Son conocidos como accidentes in itinere.

  • Cuando el trabajador se encuentra realizando labores sindicales o en camino al lugar donde debe realizarlas.

  • Cuando el trabajador está llevando a cabo tareas que no son las que comúnmente le corresponden, pero las hace por orden directa de un superior o por iniciativa propia, en pro de responder a las necesidades de la organización.

  • Cuando el accidente se produce durante una acción de salvamento, siempre y cuando ocurra en el contexto laboral.

  • Las enfermedades que pueda sufrir un empleado como consecuencia de las labores que realiza. Debe probarse que la enfermedad es causada exclusivamente por la ejecución de estas tareas.

  • Cualquier enfermedad previa del trabajador, que sea agravada como consecuencia de sus funciones, es considerado como un accidente laboral.

  • Posterior a un accidente, cuando ocurre algún agravante como consecuencia de las lesiones, ya sean infartos o hemorragias, se define como accidente laboral.

  • Si el accidente es producto de algún delito o incumplimiento de ley por parte de la empresa, otro empleado o alguna persona vinculada, también se considera como accidente laboral.

Las lesiones no tienen por qué ser sólo físicas, también pueden ser psicológicas.

¿Qué no se considera un accidente laboral?

Existen situaciones que, aunque ocurran dentro del lugar y del horario de trabajo, no se consideran accidentes laborales.

No importa si el empleado aún no ha sido dado de alta por parte de la empresa en la Seguridad Social o que no tenga ninguna cotización previa. Según la ley, todo trabajador que sufra un accidente mientras trabaja está cubierto por la ley.

  • Los ocasionados por causas ajenas al trabajo, como por ejemplo, eventos naturales, ya sea un terremoto o una tormenta.
  • Los ocasionados por terceras personas que no guardan ninguna relación con la empresa.
  • Cuando se deba a una imprudencia temeraria del trabajador, que haya violado las normas de seguridad que la empresa le comunicó debidamente. Queda excluida y por lo tanto sí se considera accidente laboral la imprudencia profesional que sea consecuencia del ejercicio habitual de un trabajo y se derive de la confianza que este inspira.
  • Cuando el trabajador lo haya provocado intencionadamente, con mala fe..

Actualmente, los trabajadores autónomos también están protegidos en caso de un accidente laboral, ya que cotizan para este tipo de contingencias.