Firmado un convenio para minimizar los daños del conejo de monte en la Ribera
03/06/2019
UAGN participa en una jornada sobre prevención de riesgos laborales en País Vasco
04/06/2019

Dado que el 20 de mayo se celebró el Día Mundial de las Abejas, la Comisión Europea anunció que registrará la iniciativa ciudadana europea “Salvemos a las abejas: protección de la biodiversidad y mejora de los hábitats de insectos en Europa”. Demandan a la Unión Europea que fije unos objetivos obligatorios en materia de protección de la biodiversidad en la aplicación de la PAC, prohíba los pesticidas nocivos o que incluso cree zonas de conservación. A partir del 27 de mayo la iniciativa debe recoger en 12 meses un mínimo de un millón de firmas en al menos 7 Estados miembros. La Comisión dispondrá después de un plazo de 3 meses para responder a ella positiva o negativamente, justificando su decisión.

Al margen del protocolo que pueda seguir esta iniciativa ciudadana, ni que decir tiene que UAGN respalda cualquier iniciátiva en esa dirección ya que la polinización es un proceso fundamental para la supervivencia de los ecosistemas y para la producción y reproducción de muchos cultivos y plantas silvestres. Las abejas y el resto de insectos polinizadores no solo contribuyen directamente a la seguridad alimentaria, sino que además son indispensables para conservar la biodiversidad.
La preocupación de UAGN ante las continuas alertas lanzadas por muy diversas instituciones internacionales sobre la alarmante disminución de las abejas en todo el mundo viene de muy lejos y considera necesario nuevas iniciativas para el fomento y la protección de la apicultura; basta considerar que según estimaciones de Bruselas el 9,2% de las poblaciones de abejas en Europa están en peligro de extinción.
Es lógico que seamos los agricultores quienes más preocupados estamos ante una hipotética desaparición de las abejas ya que ello podría dinamitar el frágil equilibrio de los ecosistemas teniendo en cuenta que según algunos informes un 84 % de las especies vegetales y un 76 % de los alimentos que producimos dependen de la polinización que hacen las abejas domésticas y salvajes. Según esos mismos informes, el valor económico que genera la polinización en la UE es de 15.000 millones de euros anuales.

La PAC y las abejas
Desde esta campaña, la Unión Europea ya se ha hecho eco de esta preocupación por la reducción de las abejas al poner sobre la mesa de la Comisión una lista de demandas. Una que muchos de vosotros ya sabéis, es la utilización de los fondos de la PAC para premiar el establecimiento de Superficies de Interés Ecológico (SIE).
En el 5 % de barbecho improductivo como superficie SIE que deben dejar aquellos beneficiarios de la PAC con una superficie de cultivo superior a 15 has no solo se les permite que en dicha superficie SIE siembren plantas melíferas (especies ricas en polen y néctar) donde se admiten colmenas y se prohíbe el uso de productos fitosanitarios y, además, se les premia con el factor de ponderación 1,5.
Otra medida en esa misma dirección de protección de la apicultura que se está estudiando y que UAGN respalda es la posibilidad de introducir un nuevo régimen de ayudas para los apicultores en la nueva PAC, que solo dedica a la apicultura un 0,0003 % de las ayudas; una financiación claramente insuficiente en la UE para mantener la población de abejas y ayudar adecuadamente a los apicultores a renovar sus colonias. Lo dicho, UAGN siempre respaldará iniciativas tendentes al mantenimiento de hábitats naturales y la puesta en marcha de cualquier iniciativa para velar por la salud y la repoblación de las abejas. No es altruismo; es lo mínimo que podemos hacer para agradecer la ingente labor polinizadora de las laboriosas las abejas y todos los insectos polinizadores…

Cerrar
loading...