Jornada en Estella «La prevención de incendios durante los trabajos de cosecha y empacado de cereales en el campo»
05/12/2019
UAGN renueva su Sello Reconcilia
09/12/2019

Smart Sustainable Wine llega a su fin, con la mirada puesta en una segunda fase de proyecto

El consorcio, liderado por UAGN, presentó los resultados obtenidos e hizo balance positivo del proyecto.

El pasado jueves 28 de noviembre, la sede del Consejo Regulador de Denominación de Origen de Navarra acogía la Jornada de Presentación de Resultados del Proyecto Smart Sustainable Wine. Una sesión en la que el consorcio de este proyecto, liderado por UAGN y formado por la D.O Navarra, INTIA y Bodega de Liédena, hizo un balance de los resultados obtenidos en la definición de indicadores aplicables en campo y bodega en materia de sostenibilidad ambiental, social y económica.

Estos indicadores permitirán determinar el grado de implementación de un sistema de producción sostenible en el sector, de tal modo que se evalúen aspectos sociales y económicos de una forma innovadora, donde la explotación agraria y la bodega participan de un mismo ecosistema en el medio rural de especial importancia. De esta forma, aspectos como, la presencia de explotaciones prioritarias en el territorio,  la tasa  de relevo generacional, la prevención de riesgos , la formación continua o la renta generada, se convierten en parámetros de referencia para determinar la  sostenibilidad efectiva en la producción y elaboración del vino. Esta visión que mide el impacto social, permite desarrollar acciones que reduzcan la huella ambiental , se alinea con los principios y retos que pretende afrontar la nueva reforma de la PAC post 2020 y permite al sector visibilizar su arraigo e importancia territorial en la lucha contra el despoblamiento.

De esta manera, el consorcio de Smart Sustainable Wine pone la mirada en el horizonte para continuar trabajando en una segunda fase del proyecto, en la que afianzar los resultados obtenidos hasta la fecha y ensayarlos a mayor escala contando con la incorporación de las nuevas tecnologías para la gestión de indicadores y la integración en un procedimiento de certificación de la sostenibilidad.

La mañana comenzaba con la inauguración y bienvenida por parte de Iñaki Mendioroz, Gerente de UAGN.

A continuación, Jordi Vidal, Gerente de D.O Navarra, Javier Abad, técnico del equipo de experimentación de INTIA y Miguel Ángel Vicente, Gerente de Bodega de Liédena, presentaron los resultados del proyecto.

Posteriormente tuvo lugar la mesa redonda: “Sostenibilidad Vitivinícola. Hacia una segunda fase de Smart Wine”, moderada por Fernando Chivite, promotor del proyecto Smart Wine en la que participaron Jordi Vidal, Gerente de D.O Navarra y D.O Navarra, Iñaki Mendioroz, Gerente de UAGN, Sergi de Lamo, Director General de VITEC y Julian Palacios, viticultor e ingeniero agrónomo. Todos ellos mostraron la importancia de generar valor añadido al sector vitivinícola a través de la creación de modelos de referencia de producción sostenible, siendo muy interesante la experiencia que se pudo compartir.

 

Jordi Vidal, gerente de la DO Navarra comenzó su intervención explicando las oportunidades de mercado que representa trabajar los principios de sostenibilidad integral en el sector vitivinícola y la aceptación que en países nórdicos y UK obtienen los vinos con este atributo de calidad diferencial.

Fernando Chivite destacó que “cuando hablamos de sostenibilidad nos podemos fijar en Sonoma ciudad del condado de Sonoma (California, Estados Unidos), que toda la región entera está certificada y eso existe ya y va a llegar aquí más tarde o temprano. En California hay una bodega que está trabajando con cero huella de carbono y energética. Podemos pensar que California está lejos, pero marca la tendencia”.

Por su parte Julián Palacios reflexionó sobre si no llegamos tarde. “Para mi, la sostenibilidad es económica, social y medioambiental y solo habrá viticultura si hay viticultores y solo habrá viticultores si hay rentabilidad en el sector. Tengo dudas sobre si el planteamiento sería hacer lo que otros han hecho o innovar. Creo que tenemos que ser más imaginativos en otros aspectos, por ejemplo a nivel de indicadores creo que el impacto del cambio climático va a afectar al vino principalmente, quizás puede ser bueno aprovechar oportunidades para diferenciarnos en positivo y el tema de la biodiversidad es una oportunidad y en esto creo que Navarra tiene mucho que decir, es un indicador más complejo o subjetivo, pero se podría objetivar. Esta región seguro que tiene más oportunidades a nivel de biodiversidad que otras, este sería un concepto interesante positivo, otro buen indicador por ejemplo sería el precio de la uva que cobra el viticultor, para ver si es rentable su explotación”.

Sergi de Lamo expuso el desarrollo que ha realizado VITEC (Fundación Parque Tecnológico del Vino) como coordinador en el proyecto Life Priorat +Monsant, donde se ha avanzado de forma muy interesante en la implementación de indicadores ambientales en el manejo de la viña, como han sido  los relacionados con la disminución del uso de recursos, tanto en campo como en bodega, incluyendo la gestión hídrica y el uso de fertilizantes y fitosanitarios, con el fin de sustituirlos por productos naturales alternativos y más respetuosos con el medio ambiente.

Iñaki Mendioroz concluyó la mesa redonda avanzando que “hemos trabajado para diseñar algo que ya en sí mismo es innovador, que tratar de objetivizar a través de unos indicadores que no estaban ya trabajados, y es un avance importante. Por tanto el objetivo de la segunda fase es generar un sistema de gestión que nos permita controlar y manejar esos indicadores para que puedan ser evaluados y analizados y nos puedan sugerir una serie de recomendaciones de cómo mejorar en cada parámetro que estemos trabajando“.

Cabe destacar que este proyecto ha implementado la técnica de la confusión sexual para combatir la Lobesia Botrana con tal éxito que se redujo el uso de productos fitosanitarios en el 99% de la superficie del ensayo, teniendo actualmente más de 1170 ha de viñedo entre las dos denominaciones de origen en las que se aplica esta técnica. Del mismo modo se realizó una caracterización nutricional del viñedo mediante análisis de suelo y de hojas para comprobar la asimilación de nutrientes.

 

Más acerca de Smart Sustainable Wine

Se trata de un Proyecto piloto para la implementación de un sistema innovador de gestión inteligente para la mejora de la sostenibilidad ambiental, social y económica del sector del vino en Navarra. El proyecto pretende impulsar y promover los principios de sostenibilidad económica, medioambiental y social de las pequeñas explotaciones vitivinícolas y bodegas, contribuyendo al desarrollo de un sector competitivo, innovador y equilibrado desde una óptica territorial y medioambiental, a través de un Sistema de Gestión y Mejora de la Sostenibilidad.

El proyecto Smart Sustainable Wine , está cofinanciado por el Gobierno de Navarra y los Fondos FEADER a través del Plan de Desarrollo Rural de Navarra.

La mañana comenzaba con la inauguración y bienvenida por parte de Iñaki Mendioroz, Gerente de UAGN.

A continuación, Jordi Vidal, Gerente de D.O Navarra, Javier Abad, técnico del equipo de experimentación de INTIA y Miguel Ángel Vicente, Gerente de Bodega de Liédena, presentaron los resultados del proyecto.

Posteriormente tuvo lugar la mesa redonda: “Sostenibilidad Vitivinícola. Hacia una segunda fase de Smart Wine”, moderada por Fernando Chivite, promotor del proyecto Smart Wine en la que participaron Jordi Vidal, Gerente de D.O Navarra y D.O Navarra, Iñaki Mendioroz, Gerente de UAGN, Sergi de Lamo, Director General de VITEC y Julian Palacios, viticultor e ingeniero agrónomo. Todos ellos mostraron la importancia de generar valor añadido al sector vitivinícola a través de la creación de modelos de referencia de producción sostenible, siendo muy interesante la experiencia que se pudo compartir.

Jordi Vidal, gerente de la DO Navarra comenzó su intervención explicando las oportunidades de mercado que representa trabajar los principios de sostenibilidad integral en el sector vitivinícola y la aceptación que en países nórdicos y UK obtienen los vinos con este atributo de calidad diferencial.