UAGN ha asesorado en los últimos dos años a más de 3.000 trabajadores agrarios en materia laboral, prevención de riesgos laborales y autoempleo
15/11/2021
UAGN exige al Departamento de Hacienda y a los grupos políticos mejorar las condiciones fiscales del campo navarro
15/11/2021

Dramática situación del río Ebro en distintos puntos por la falta de mantenimiento

Desde UAGN vemos con preocupación cómo la dinámica de muchos ríos y especialmente del Ebro en su tramo medio está produciendo inundaciones cada vez más frecuentes y con un menor caudal, ante la falta de mantenimiento por parte de las autoridades competentes. Esta situación afecta gravemente al sector primario que se sustenta en zonas cada vez más vulnerables y dicha dejadez por parte de la Administración repercute en el aumento de los daños por fauna cinegética como jabalí y corzo. Hace unas semanas acompañamos a varios agricultores de Miranda de Arga y Cadreita para ver las zonas más problemáticas del río Ebro, a su paso por dichas localidades.

“En el momento en el que hice la inversión de la instalación de riego con la concentración parcelaria en Miranda, hace unos tres años, presenté una instancia ante la CHE, solicitando responsabilidades ante el no dragado del río, ya que, con el arreglo de la presa, que hace más retención que cuando estaba rota que tiraba más el río, mis parcelas están en peligro, ante posibles inundaciones y si no se toman medidas, mi finca corre serios problemas; y la respuesta de la CHE fue que no se podía hacer nada“, nos cuenta indignado Antonio Zabaleta, agricultor jubilado de Miranda de Arga.

Zabaleta explica cómo “se han dado casos donde se han construido escolleras, pero la CHE me respondió que aquí no se podía hacer nada. Si se dragase el río no habría problemas“. Además, manifiesta como en esta zona el río toma mucha presión llegando a hacer remolinos y hundiendo terreno de su parcela, incluso caminos.

En la primera foto: Antonio Zabaleta, junto al puente de Miranda de Arga, donde se pueden ver los grandes islotes que se han ido creando. Cuenta como hace 25 años limpiaban el río una vez al año, sin embargo, se dejó de hacer y obstruye la mitad del cauce del río. En la segunda foto: Antonio Zabaleta, en su parcela, junto al camino que hacen los corzos. En la tercera foto:  Antonio Zabaleta mira indignado los grandes islotes que hay en el río.

El problema de las inundaciones se agrava con la presencia de fauna silvestre, como castores, desde hace 15 años. “Se trata de una especie que han traído, ya que no existía en esta zona, y hace un daño descomunal, cogen la caña de maíz y se la llevan cuando ni si quiera tiene mazorca.La mayoría de los problemas que tenemos vienen por las políticas medioambientales que tenemos“, concluye.

Por otra parte, en las riberas del tramo medio del Ebro en la Rioja Baja está la Reserva Natural de los Sotos de Alfaro (imagen inferior donde se aprecia la anchura de la vegetación de la Reserva Natural, un espacio que está repleto de jabalís). “Hace aproximadamente 10 años, que esta zona fue declarada reserva, se encuentra sin mantener, por lo que ha crecido muchísima vegetación y se ha creado un gran bosque. Aquí cuando éramos jóvenes veníamos a comer y a pasar el día, pero ahora ni siquiera está permitida la entrada“, denuncia Óscar López, agricultor y ganadero de Cadreita.

Relata cómo antaño se dejaba entrar al ganado para limpiar, “pero ahora la abundancia de vegetación hace que haya más jabalís, y no se puede cazar porque, además de que no está permitido, algunos alcanzan los 200 kg. El nivel de dejadez es tal que se ha convertido en un bosque inaccesible que solo hay acceso para los jabalís, corzos, etc. Tienen comida y refugio“. 

Explica cómo la única solución viable es intentar sacar a los jabalís de la zona de la reserva natural y hacer una batida, pero tampoco está permitido. “Si nos dejaran meter ganado en la zona, si limpiaran la madera vieja, si sacaran la graba de las islas... hay multitud de opciones... No nos dejan participar en la solución del problema. Si en cada zona nos dejaran controlar la situación, podríamos intentar solucionar el problema, pero no nos dejan actuar“, se lamenta Óscar López.

En la primera imagen, se puede apreciar como en los terrenos de la ribera del río había unas 20 hectáreas de chopo que mantenía un agricultor, pero no se mantiene desde hace unos 5 años, que la CHE le expropió los terrenos. En la siguiente fotografía, los campos destrozados por jabalís; y en la última,  se muestran los grandes islotes formados en el río y cómo el agua pasa tan solo por cuatro de los trece ojos (antaño el agua pasaba por nueve). Fotografías cedidas por Óscar López.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
loading...