UAGN continúa con la recogida de necesidades de mano de obra
27/04/2021
Medidas de prevención de riesgos laborales en campaña de espárrago
27/04/2021

Diálogos Agrarios: Trabajo y retos del empleo agrario en Navarra

Este año ha sido especialmente complicado para un sector estratégico que ha tenido una intensa labor de inspección de control de empleo y salud laboral. La labor de información y asesoramiento de UAGN ha sido clave para recoger todas las dificultades del sector agrario y trasladarlas a la Administración y así dotarlas de soluciones con la mayor agilidad posible. Conscientes del esfuerzo realizado por agricultores y ganaderos, organizaciones y Administración, UAGN organizó el Diálogo Agrario on line, Trabajo y retos del empleo agrario en Navarra, el 11 de marzo, para detectar dificultades durante las campañas agrarias en 2020, intercambiar experiencias y proponer puntos de mejora para avanzar hacia un empleo agrario de calidad y excelencia en 2021.

En este Diálogo Agrario nos sumergimos en la realidad del empleo en el sector de la agricultura y ganadería de Navarra. Tras un año muy complicado, el reto fue poner sobre la mesa, las dificultades vividas en la campaña 2020, con el objetivo de plasmar propuestas de mejora hacia un empleo agrario de calidad.

Félix Bariáin, presidente de UAGN, nos contaba minutos antes de comenzar el acto cómo “este año hemos trabajado muy duro para hacer frente a todas las dificultades que han ido llegando tras la aparición de la covid-19. Desde UAGN, teníamos muchas ganas de volver a encontrarnos, dialogar e ir, poco a poco, retomando la normalidad. La pandemia nos ha impedido que estemos hoy todos aquí, pero las tecnologías nos posibilitan estar conectados y por ello, hoy, nuestros diálogos los vivimos también de forma online. Por eso damos las gracias a las casi trescientas personas que han visto el Diálogo Agrario por Internet”. Las personas que todavía no han podido verlo, pueden acceder desde aquí.

Los expertos que acudieron al acto nos permitieron conocer mejor las consecuencias de la pandemia, el papel de la inspección en el sector agrario y las particularidades actuales de la salud laboral en el campo y la prevención de riesgos laborales. Así mismo, tras las intervenciones, tuvimos la oportunidad de mirar al futuro en una mesa redonda, donde se plasmaron propuestas concretas para mejorar el empleo agrario.

Comenzó la sesión de ponencias Carlos Vivanco, director provincial de la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social del Gobierno de Navarra, que explicó el balance de la actuación inspectora en el sector agrario en 2020 y los objetivos previstos para las campañas agrícolas de este año. Detalló que la inspección de trabajo en el sector agrario trabaja en tres ámbitos competenciales: prevención de riesgos laborales, seguridad social y economía regular en el trabajo de extranjeros, (empleo sumergido).

Hizo referencia a un cuestionario que trascendió a la opinión pública y que se usa en las inspecciones “me gustaría aclarar que se trata de un cuestionario modelo para todo tipo de explotaciones agrarias y supuestos, es un cuestionario muy amplio que plantea todo tipo de situaciones pero que no se contemplan en todas las explotaciones, ni en todas las visitas inspectoras y por tanto, se adapta a cada campaña y explotación. En concreto, en Navarra hemos hecho una adaptación de dicho formulario al tipo de explotación. Las preguntas que se formulan están relacionadas con la seguridad social: fecha de inicio de trabajo, si es la primera vez que trabaja para la empresa, etc.; con las condiciones laborales: si tiene contrato de trabajo, registro de jornada, horarios, salario, etc.; con la prevención de riesgos laborarles: si cuentan con EPIS, reconocimiento médico, formación, etc.; con la covid-19: si usan mascarillas, geles, distancia de seguridad, cómo se desplazan al campo, si conviven varios trabajadores en la misma vivienda, etc.”.

Continuó su intervención exponiendo otras actuaciones que se están llevando a cabo desde Inspección: “actuaciones integrales conjuntas de inspección de trabajo con subinspector de empleo y seguridad social para verificar todos los aspectos relacionados con las relaciones laborales. Así mismo, se está realizando una campaña covid-19, transversal a todos los sectores, y se actúa sobre medidas organizativas, higiénicas y de protección personal”.

En el marco de la campaña transversal de contratos temporales y a tiempo parcial, detalló que se han enviado una serie de cartas a los empleadores, donde se indica que en el plazo de un mes deben convertir en indefinidos los contratos que están en alguno de estos supuestos: contratos temporales que han excedido la duración máxima permitida por la Ley o Convenio colectivo; o contratos que encubren la necesidad del trabajador con carácter indefinido. En cuanto al ámbito competencial de la seguridad social y trabajo de extranjeros, explicó que se controla que los trabajadores estén de alta en la Seguridad Social y que los trabajadores extranjeros cuenten con la preceptiva autorización para trabajar.

Por último, y en referencia a la cesión ilegal de trabajadores, Carlos Vivanco dijo en que “la cesión solo es legal si se hace a través de una empresa de trabajo temporal, por tanto si se realiza a través de otra empresa es ilegal”.

A continuación, Carlos Artundo, director general de Salud del Departamento de Salud del Gobierno de Navarra, comenzó su intervención reconociendo la labor de José Joaquín Pérez de Obanos y de los fundadores e inspiradores de UAGN, de los que han aprendido ahora las generaciones jóvenes que continúan su legado, tratando de mejorar el sector primario. Artundo compartió algunas ideas relacionadas con la salud, la pandemia y Navarra. “Llevamos un año de pandemia, pero en nuestras vidas ha pasado mucho más que un año, ha sido un año tremendamente intenso, pero traigo un mensaje de esperanza prudente, colectiva e individual y basada en datos. Habrá tiempo para evaluar de una forma crítica, pero creo que hemos ido aprendiendo qué es importante y debemos de ser humildes. Estamos hablando de salud, pero también estamos sufriendo un impacto económico. Algunas lecciones que hemos aprendido son humildad y unidad, y tenemos un gran reto social: recuperar vida y espacios de libertad y tenemos que aprovechar para cambiar la vieja normalidad y aprender algo que nos sirva para el futuro, aprender a salir juntos. Hasta que no esté vacunada una parte esencial del mundo no estaremos libres de coronavirus, el mundo no tiene fronteras y no haremos nada hasta que no se pueda vacunar al conjunto de la población”.

La tercera ponencia corrió a cargo de Aingeru Pérez, técnico del Instituto de Salud Laboral del Gobierno de Navarra, con quien conocimos el balance del 2020 en términos de prevención de riesgos laborales y las actuaciones previstas para este año 2021. Aingeru Pérez explicó que “desde el inicio de la pandemia actuamos en el sector agrario con el eslabón más vulnerable de la cadena, que era el personal temporero y para ello creamos un programa denominado “Actuaciones frente a la covid-19 en las explotaciones agrarias con el personal temporero”, cuyos objetivos eran garantizar unas condiciones de trabajo y de acceso seguras en relación a la covid.19; favorecer la difusión de la información básica y sobre recursos sanitarios y sociales; y detectar y controlar infecciones de personal con especial sensibilidad”.

Dio a conocer que Navarra fue la primera comunidad en redactar un documento de medidas preventivas frente la covid-19 tanto en explotaciones agrarias como de personal temporero.

Continuó “Desde el Instituto de Salud Laboral hemos detectado que en las empresas de trabajo temporal y de servicios agrarios las medidas preventivas tienen un amplio margen de mejora, esto no sólo en el sector agrario sino en otros sectores económicos. Hemos constatado que están proliferando y existe la falsa creencia de que el agricultor cuando contrata a trabajadores a través de este tipo de empresas no tiene que hacer prevención de riesgos laborales, pero esto sin embargo no es así."

Expuso que los retos del Instituto son incidir y fortalecer la aplicación de medidas sanitarias y organizativas en los tres pilares básicos: transporte seguro, alojamiento digno y adecuado y condiciones de trabajo seguras; así como fomentar la contratación de Servicios de Prevención de Riesgos Laborales Mancomunados porque tienen más especialización.

A continuación intervino Sandra Muñoz, responsable de los servicios técnicos de UAGN, que nos dio las claves para garantizar una buena salud en el trabajo en nuestros campos. Comenzó su intervención exponiendo la importancia de la sensibilización en la prevención de riesgos laborales. “Si una persona no es consciente de lo que hace seguramente vamos a escuchar frases como estas, “esto se ha hecho así toda la vida”, “a mi nunca me ha pasado nada”. En 1970 en España hubo más de dos millones de accidentes de los cuales 3.000 fueron mortales y más de 15.000 personas resultaros con lesiones definitivas, esto quiere decir que unas 8 personas al día perdían la vida por un accidente laboral”.

UAGN, en este camino hacia la sensibilización en prevención de riesgos laborales, comenzó con un primer paso, entre el año 2000 y 2004, con formación a más de 800 empresarios agrarios en Navarra, concienciándoles de la importancia que tiene minimizar los riesgos en el sector. Y posteriormente, constituyó en 2004 el Servicio de Prevención Mancomunado Agrario, con el apoyo de Inspección de Trabajo y el Instituto Navarro de Salud Laboral y con el objetivo de extender una cultura preventiva en el ámbito agrario, para alcanzar el buen cumplimiento de la normativa preventiva en el sector y cuya misión fue servir de vehículo a las empresas para que puedan gestionar la documentación de prevención directamente a través de su propio servicio mancomunado.

Las actuaciones de este último año han sido muy intensas y “los técnicos de prevención han realizado una labor de información y asesoramiento muy importante para dar a conocer a los empresarios la obligación que establece la normativa preventiva con el objetivo de poder mejorar las condiciones laborales de los trabajadores”, continuó Muñoz. Al principio de la pandemia había mucha información, muchas veces contradictoria, así pues desde el 1 de julio al 31 de diciembre, desde UAGN se formaron a más de 1.500 trabajadores, y se realizó un plan de contingencia que se entregó a las 800 empresas que forman el SPMA “Fueron semanas frenéticas de envíos masivos de información a través de todos nuestros canales, WhatsApp, teléfono, newsletter, mail, redes sociales…”, detallaba Muñoz.

A pesar de todo el esfuerzo realizado por empresarios y trabajadores, por los técnicos de prevención, por la Administración, el sector agrario, todavía a día de hoy, el sector se enfrenta a una serie de problemas para poder cumplir la Ley de Prevención, ya que cuenta con una serie de peculiaridades que le diferencia al resto de sectores: se trata de pymes y micropymes con gran diversidad de tareas y temporalidad y urgencia de tareas, con una necesidad inmediata de mano de obra; carácter estacional de los trabajos. Así mismo, las características que limitan que las tareas se realicen en buenas condiciones de seguridad y salud con el grado de envejecimiento de la población agraria; la dispersión geográfica de los centros de trabajo; y las micropymes muchas veces se transforman en medianas empresas según la temporada.

Las carencias de las explotaciones agrarias son: escasa cultura preventiva; predominio del aspecto productivo frente al preventivo; elevada dispersión de los centros de trabajo; maquinaria compleja y muchas veces antigua; desconocimiento de la normativa aplicable; falta de recurso preventivo; desconocimiento de los beneficios de la implantación de la ley frente a los costes asociados a la falta de la misma; dificultades en la comunicación con la población laboral inmigrante; dificultad de muchos de los técnicos de prevención de amoldarse a la idiosincrasia del sector, no hablan el mismo “idioma”.

Por tanto, explicaba Sandra Muñoz que desde UAGN “consideramos que el sector agrario necesita una actuación global y conjunta para unificar y consensuar criterios de actuación y estructuración de la ley de prevención, es decir, la ley tiene que llegar a todas las personas”.

Las propuestas y necesidades que plantea UAGN son:

- Necesidad de normativa específica para el sector que tuviera en cuenta las características del mismo, lo que podría ayudas tanto a empresarios como a técnicos a realizar mejor la gestión preventiva adaptada al sector.

- Una posible herramienta podría ser la existencia de un convenio sectorial a nivel nacional, que ayudara a regular determinados aspectos de la ley, ya que es un sector, que al igual que el de la construcción, posee una elevada siniestralidad.

- Fomentar y aumentar los medios de formación específica para el sector.

- Respaldar y fomentar con ayuda institucional la implantación de la modalidad de Servicio de Prevención Mancomunado, como medida para paliar la escasa estructura preventiva en las empresas.

- Ayudas para el desarrollo de campañas de sensibilización.

- Desarrollar una solución urgente y viable para el cumplimiento de las obligaciones relativas a la vigilancia de la salud.

- Para el uso de la maquinaria, se propone la difusión de manuales de buenas prácticas.

Es importante para una prevención fácil y eficaz que se disponga de una ayuda y una implicación formal de la Administración estatal y autonómica y esto solo lo vamos a conseguir unificando criterios de actuación a nivel nacional, desde una posición de consenso “Para terminar, como técnico de prevención, 23 años después de la publicación de la Ley, sigue faltando concienciación y sensibilización entre los trabajadores sobre la importancia de protegerse y adoptar esas medidas para evitar los accidentes. Es igual de importante que nosotros traslademos los riesgos del puesto de trabajo como motivar al trabajador para que cambie esas rutinas que hace en su trabajo y apueste de verdad por la seguridad y la salud.”, finalizó su intervención. Puedes descargarte su presentación aquí.

Diálogos Agrarios: Trabajo y retos del empleo agrario en Navarra

Mesa redonda
A continuación, tuvo lugar la mesa redonda “Retos para el futuro en las relaciones laborales del sector agrario en Navarra”, con el objetivo de poner el foco en los retos que tenemos en el futuro en torno a las relaciones laborales del sector agrario en Navarra, desde distintas perspectivas. Compartieron la mesa Estrella Extramiana, jefa de servicio de Salud Laboral del Instituto de Salud Pública; Carlos Vivanco, director provincial de la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social del Gobierno de Navarra; Miriam Martón, directora gerente del Servicio Navarro de Empleo -Nafar Lansare; Javier Zubicoa, director del Servicio de Trabajo del Departamento de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra; José Antonio Yela, director de Relaciones Institucionales de Eroski; y Félix Bariáin, presidente de UAGN.

Arrancó la mesa redonda tomando conciencia de qué representa el empleo agrario en Navarra y cuál es su importancia con respecto al empleo general. Para ello, Miriam Martón, directora gerente del Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare comenzó explicando la relevancia del empleo agrario en nuestra comunidad.

"Se trata de un sector que genera contratación y empleo y está presente en la estrategia de especialización inteligente de Navarra, en la S3., cuya visión para el 2030 es que el sector agroalimentario en Navarra sea cada vez más competitivo y especializado, que compita en mercados internacionales y que contribuya cada vez más tanto al PIB como al empleo en Navarra con un porcentaje mayor al que tenemos en estos momentos, para nosotros es un sector agroalimentario”.

Durante esta legislatura se ha retomado la Mesa de Empleo, un gran hito para mejorar la empleabilidad, la calidad de vida en el trabajo y capacitación en el sector agrario. En este marco de trabajo se redactó un diagnóstico del sector donde se detectaron alguno factores clave como son la intermediación, la formación y la valorización del sector. A partir de ahí “diseñamos un plan de actuación sobre la visión del sector, intermediación y formación con una serie de compromisos, que a pesar de la pandemia se han desarrollado notablemente. Pusimos todos los medios de nuestra parte para que no faltara mano de obra y la sensación que tenemos es que no ha habido una carencia de mano de obra en el sector a pesar del año tan complicado que hemos tenido”, explicó Martón.

La propuestas de mejora del SNE de cara al futuro “tenemos dos focos de atención en el Servicio Navarro de Empleo; la intermediación y la formación y estamos trabajando intensamente para mejorar todos los procesos de trabajo. En intermediación, el año pasado ya duplicamos los recursos y trabajo para que la intermediación con el agricultor y el ganadero sea más efectiva y conseguir así los perfiles que necesitan para poder seguir desarrollando su actividad. En cuanto a la formación, en el diagnóstico detectamos que había poca formación y la mayoría no resultaba atractiva, por lo que estamos explorando nuevas posibilidades, como escuelas de aprendices, a través de un trabajo en coordinación con sector que permite aportar soluciones más rápidas y flexibles a través de formas innovadoras".

Pero a pesar de estos avances, nos encontramos con tres grandes dificultades: Cumplir con la ley de prevención de riesgos laborales, contratar de forma legal pero acorde a las necesidades del sector y lidiar con las inspecciones de trabajo.

Félix Bariáin, explicó lo complicado que es cumplir la ley de prevención en el agro. “Plantear una cultura preventiva en una empresa es más difícil que poner en funcionamiento una máquina. Desde UAGN, estamos haciendo un gran esfuerzo para que nuestros trabajadores tengan las mejores condiciones posibles, a mi me duele cuando veo imágenes donde se explota a trabajadores, los más perjudicados somos nosotros. Me gustaría poner en valor el trabajo que estamos haciendo con el departamento de Asuntos Sociales y el Servicio Navarro de Empleo, y el Departamento de Salud, ya que espacios como la Mesa de Empleo permiten la colaboración entre Administración y organizaciones para obtener resultados más efectivos"

Estrella Extramiana comenzó su intervención poniendo en valor el gran esfuerzo de UAGN para conseguir que el campo no fuera foco de transmisión mediante la sensibilización al agricultor y ganaderos a través de formación, asesoramiento y comunicación y negociación con la Administración.

“Para conseguir una prevención más real y dirigida al sector agrario, los servicios de prevención mancomunado son una buena opción siempre y cuando tengan recursos suficientes y que conocen la idiosincrasia del sector. Los empresarios y sus trabajadores tienen que creerse parte importante de la política preventiva y desde el Instituto de Salud Laboral estamos diseñando el Plan de Acción de los próximos cuatro años como esta línea como fundamental: fomentar la cultura preventiva para cambiar esa visión de las cosas que nos permite seguir avanzando. Los cambios culturales implican mucho tiempo, pero es importante ir trabajando a corto plazo para concienciar que la prevención es una pieza clave en nuestro trabajo”.

Javier Zubicoa, director del Servicio de Trabajo del Departamento de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, manifestó que “el sector agroalimentario es un sector estratégico y desde varios departamentos estamos impulsando políticas publicas para apoyar al sector con la diversidad de tipos de empresas que hay en la cadena alimentaria, desde el pequeño productor autónomo hasta las industrias agroalimentarias, que son realidades muy diferentes. Desde el Departamento de Desarrollo Económico venimos ideando diferentes planes sectoriales, como el de trabajo autónomo, en Navarra hay unas 5.000 dadas de alta en el régimen especial agrario; también trabajamos la economía social a través de las cooperativas agroalimentarias de la mano de UCAN, para acercar las políticas a las necesidades de cada sector”.

Dificultad en el sector en la contratación laboral
En la actualidad, en el sector agrario hay trabas para poder cotizar parcialmente como se hace en otros sectores como son el de las empleadas del hogar y, por otro lado, está la obligatoriedad (según una normativa que se publicó el pasado año) para hacer fijos a los eventuales. Como comentó Carlos Vivanco en su intervención, los titulares de explotaciones están recibiendo cartas donde se les obliga a cumplir esta normativa, y a hacer fijos a los trabajadores que de manera ocasional trabajan en el campo, en ocasiones en empresas familiares, donde echan una mano el fin de semana y se les ha dado de alta por cumplir con toda la normativa laboral. Los propietarios se encuentran con la situación en la que deben asumir el coste de contratos fijos para actividades eventuales.

Javier Zubicoa expuso que “desde las administraciones públicas, tanto estatales como regionales y locales estamos centrados en mejorar la calidad del empleo y no sólo reducir la jornada y aumentar salarios, sino mejorar la estabilidad en el empleo y desde la normativa laboral que es estatal, desde el estatuto de los trabajadores y el convenio colectivo se hace hincapié en la mejora de la calidad del trabajo y en la mejora de la estabilidad y para ello hay que cumplir la normativa con la transformación de esos contratos para mejorar la estabilidad de los trabajadores que redundará en la mejora de la competitividad en las empresas”.

Sello Social
El Sello Social es una iniciativa, liderada por UAGN en colaboración con el Departamento de Desarrollo Económico, que garantiza que se generen beneficios en todos los eslabones de la cadena alimentaria y que parte de esos productos se revierten de nuevo en el sector agrario.

“Es un sello que tiene capitanear Navarra y los beneficios obtenidos irían a aquellos ayuntamientos de menos de mil habitantes, es decir se trataría de economía circular en mayúsculas y lo que genera el campo vuelve a los pueblos y estamos generando que el problema del despoblamiento se vaya solventando”, explicó Félix Bariáin. Así mismo, Javier Zubicoa dijo que “desde el Departamento de Desarrollo Económico vimos la posibilidad de adaptar nuestra metodología de responsabilidad social Innovarse al sector agrario para identificar esas empresas que son responsables económicas, sociales y medioambientalmente”

Inspecciones de trabajo
A todo esto, le sumamos las Inspecciones de trabajo y la sensación de que la Administración está asfixiando al sector agrario con mucha burocracia para cumplir con la normativa. Cada vez los agricultores y ganaderos deben desembolsar más dinero para el cumplimiento de estas obligaciones, además del tiempo y energía que conllevan.

Félix Bariáin explicó en este sentido que “no estamos en contra de las inspecciones, pero sí de las formas. Somos los principales interesados en que, si hay alguna explotación laboral, se actúe contra ella y nuestra colaboración siempre está. Lo estamos haciendo bien: la implicación del sector agrario a lo largo de toda la pandemia, con actuaciones decididas en favor de la implantación de protocolos de la covid-19 en las explotaciones agrarias, la formación continua de trabajadores y empleadores, así como la decisiva actuación del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de UAGN para reducir la incidencia de la covid-19 en el sector, consiguiendo así, que el trabajo en el campo no sea un foco de transmisión de la enfermedad. Y me gustaría poner en valor el trabajo de todos y con respecto a la inspección quizás habría que humanizar su trabajo. Y también me gustaría incidir es que, a la hora de elaborar las leyes, se tendría que tener más en cuenta a las organizaciones agrarias, por ejemplo, en cuanto a la cotización parcial”.

Recientemente Carlos Vivanco reconocía que, a nivel de inspección laboral, en Navarra la situación es buena y destacaba que las irregularidades presentes en el sector agrario son muy escasas, que es un sector que lo está haciendo bien. “Detrás de una inspección también hay personas y hacen muchas cosas además de sancionar, como requerir, prestar asistencia, etc. Es cierto que la inspección impresiona en algunos casos. La pandemia nos ha forzado a flexibilizar la burocracia por criterios puramente sanitarios, se han habilitado medios telemáticos con una comunicación más fluida. Nosotros no tenemos ningún inconveniente en tratar de facilitar al agricultor o ganadero el cumplimiento de sus obligaciones. En la mayor parte de las actuaciones, afortunadamente, el grado de cumplimento en general es correcto y no termina en sanción”.

Ley de la cadena alimentaria
Con tantas obligaciones para el empresario agrario, los costes de producción son cada vez más altos y sin embargo la venta del producto sigue estando a precio de hace más de 30 años. El año pasado UAGN y el resto de organizaciones agrarias se movilizaron y se consiguió la modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria, un primer paso para regular la cadena alimentaria y promover la sostenibilidad social. Todos los eslabones tienen el compromiso social de cumplir la ley de la cadena alimentaria y pagar unos precios justos por encima de los costes de producción. La distribución también tiene un compromiso social.

José Antonio Yela, director de Relaciones Institucionales de Eroski, comenta como “el consumidor tiene que ser capaz de decidir cuándo va a comprar a un lineal qué supone comprar de una forma u otra. Desde la distribución, en los primeros meses de pandemia, trabajábamos mañana, tarde y noche para que al consumidor no le faltara de nada y eso es compromiso social. La distribución somos parte de esa cadena alimentaria y tenemos que poner en valor el producto local y cercano. Desde Eroski intentamos que las relaciones tanto con productores como con la industria agroalimentaria sea a medio y largo plazo con los precios justos adecuados y que eso suponga que ambas partes pueden colaborar en temas como qué vamos a sembrar, por qué, que tipo de referencias nos interesan, cuál es la tendencia del consumidor, cómo hacemos que las producciones sean más integradas... Es decir , colaborar en el tiempo para asegurarnos que el beneficio sea para las dos partes y así establecer lazos que supongan compromisos de las partes".

El cierre llegó con mensajes claros. El esfuerzo del sector agrícola durante esta pandemia ha sido inmenso. El empresario agrícola debe cobrar un precio justo por su producto para así mismo mejorar las condiciones de sus trabajadores. Este es el significado del Sello Social que se impulsa desde UAGN. Para ello, es necesario también el compromiso social de toda la cadena alimentaria. Entre todos, Gobierno, entidades, empresas, podemos aportar para crear empleo de calidad, garantizar la salud.

Mari Carmen Maeztu, consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, clausuró la jornada con una intervención en la que destacó que “no solo es enriquecedor sino necesario estar presente como Administración Pública y como Gobierno en este intercambio de experiencias entre las personas que os dedicáis a la agricultura y la ganadería, a través de las organizaciones que os representan. Somos muchos los agentes implicados, distintas áreas del Gobierno de Navarra, salud, desarrollo económico, derechos sociales, inspección de trabajo y las entidades agrarias, entre otras, y entidades que distribuyen y comercializan los productos de nuestros campos navarro. Afrontar la covid-19 ha sido sin duda complicado en algunos sectores como el agroalimentario, un periodo que ha requerido de medidas extraordinarias para garantizar la seguridad de las personas trabajadoras. A pesar de este contexto de pandemia, no debemos perder de vista el objetivo último de este encuentro, que no es otro que avanzar hacia un empleo agrario de calidad, y es un buen momento para poner en valor el diálogo entre el sector y la Administración, que hemos podido desarrollar en el ámbito de mi competencia, en la mesa del empleo agrario en Navarra, de cuyo trabajo todas las partes implicadas hacían un balance muy positivo".

Diálogos Agrarios: Trabajo y retos del empleo agrario en Navarra

Mari Carmen Maeztu, durante la clausura

Iñaki Mendioroz, gerente de UAGN, que sustituía a Félix Bariáin, en la clausura en nombre de la organización concluyó diciendo que “hemos creado un espacio de colaboración muy fructífero, es además la muestra clara de que a través de la colaboración es como se pueden resolver estos temas, en un sector agroalimentario complejo, que tiene tantos matices y vertiente que abordar.Desde UAGN creemos firmemente que este modelo de trabajo de colaboración es el que nos va a llevar a cumplir los objetivos que nos marcamos como comunidad, por lo tanto nuestra organización va a seguir trabajando en esta línea, vamos a seguir luchando para ser ,como organización profesional agraria, referencia para poder seguir aplicando las políticas sociales y económicas”.

El evento ha contado con la colaboración de Caja Rural de Navarra, Grupo AN e ITT Compañía Maquinaria 93, concesionario oficial de New Holland en Navarra.

Compromisos
Miriam Martón
- Incrementar el trabajo de calidad en el sector agrario para dotar de mayor productividad y de mayor competitividad a un sector que es estratégico, el camino que estamos siguiendo no sólo el Departamento de Asuntos Sociales, sino diferentes departamentos del Gobierno de Navarra es sobre todo la vía de la anticipación, la vía de la colaboración y sobre todo la confianza mutua para ir avanzando.
- Como SNE tenemos camino por recorrer pero hemos puesto las bases para ir mejorando notablemente la intermediación y la formación del sector, somos un aliado que está ahí, tendemos la mano y vamos a seguir trabajando conjuntamente con el sector

Estrella Extramiana
- Impulsar la constitución y consolidación de servicios de prevención mancomunados que cuenten con recursos adecuados en Navarra.
- Impulsar la integración de la prevención en la gestión de las empresas y la mejora de la gestión de los riesgos laborales en las empresas.

Javier Zubicoa
- Poner en valor la actitud de la Administración Pública: escuchar al sector sus necesidades para poder diseñar de la mejor manera posible las políticas para ayudar al sector.
- Continuar con el desarrollo del sello Innovarse Agroalimentario.

Carlos Vivanco
- Seguir controlando la normativa laboral para mejorar las condiciones de los trabajadores agrarios y de otros sectores y luchar contra la competencia desleal y mantener una comunicación fluida y constante con el sector.

José Antonio Yela
- Compromiso honesto y sostenible en el tiempo con el sector agroalimentario que permita que las pequeñas y medianas empresas de Navarra sigan adelante, porque eso permitirá un desarrollo sostenible y un arraigo en los pueblos y otro objetivo.

Puedes ver la galería fotográfica en este enlace.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
loading...