Preguntas frecuentes sobre la Ayuda de Estado a los fertilizantes
19/01/2023
UAGN valora negativamente la decisión del Gobierno de reducir el IVA de algunos productos básicos de la cesta de la compra
23/01/2023

Juana María Ariztegui Oyaregui, candidata a los premios MujerAGRO

La vocal de la Junta Permanente de UAGN es ganadera de leche natural de Lantz (grupo Lacturale), aunque vive y tiene su explotación en Arraitz (valle de la Ultzama).

Las nominaciones a los V Premios MujerAGRO, organizados por la Agencia de Comunicación Siete Agromarketing y el periódico digital eComercio Agrario, cuentan con representación navarra: Juana María Ariztegui Oyaregui, vocal de la junta permanente de UAGN y ganadera de vacuno de leche natural de Lantz, perteneciente al grupo Lacturale. Concretamente, Ariztegui vive y trabaja en Arraitz (valle de la Ultzama), donde ocupa un cargo de dirección en su explotación, lo cual la convierte en un referente que sirve de ejemplo e inspiración para generaciones futuras, razón de peso suficiente para ser incluida entre las candidatas a optar a este reconocimiento nacional.

El objetivo del galardón, precisamente, es visibilizar a las mujeres agroprofesionales impulsando, así, la igualdad de oportunidades en la cadena de valor e industria agroalimentaria para garantizar un trato y condiciones justas a las que ya están en el sector, como es el caso de la de Arraitz, que se dedica a la ganadería desde hace 23 años; pero también para abrir puertas a quienes estén por venir. “Nuestras madres aportaron muchísimo, pero, estaban trabajando, en casa, nuestra generación ha sido la primera en salir de nuestra zona de confort y ocupar órganos influyentes en los que se toman decisiones. Por eso, creo que somos las primeros referentes para las generaciones que nos siguen. Hemos ayudado a que ahora las mujeres seamos más libres. En mi zona, Ultzama, estamos unas 10 mujeres ganaderas de vacuno de leche”, cuenta. Ya en su pasado como empleada de una tienda textil, en la capital navarra, pertenecía a UGT. “Parte de lo que soy ahora es lo que he aprendido como dependienta cara al público. Aprendí a ser más independiente y a luchar por lo que nos correspondía”, continúa. Es más, hoy sigue defendiendo los intereses de las mujeres desde la Junta Directiva de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra, organización profesional agraria con mayor representación en Navarra.

            De hecho, la igualdad de oportunidades es uno de los ejes del trabajo diario de UAGN. Más específicamente: el reconocimiento pleno de los derechos de las mujeres en el sector agrario, la correspondiente protección de la Seguridad Social y el reconocimiento de su trabajo, es decir, la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, unos logros que pueden encauzarse desde la Ley sobre la Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias. En definitiva, la organización apuesta por fomentar la igualdad de género y la participación de las mujeres en todos los ámbitos de la vida rural, que deben seguir avanzado para que no queden en una mera declaración de buenas intenciones. Para ello, resulta indispensable: profesionalizar la actividad agraria de las mujeres, mejorar la participación femenina en las organizaciones agrarias y visibilizar el trabajo de las mujeres en las explotaciones agrarias; impulsar la igualdad y mejorar la calidad de vida en el medio rural; ayudar al asentamiento de la población rural; revisar la situación actual de la Ley de Titularidad Compartida de las explotaciones agrarias en Navarra para asesorar e informar al desarrollo de una nueva etapa de implementación que faciliten la difusión y entendimiento de la misma. Tenemos que explicar los beneficios asociados al registro de Titularidad Compartida, tanto de las explotaciones registradas como las personas titulares de las mismas.

Es más, a Ariztegui, ser ganadera le permitió tener más independencia y libertad para salir del trabajo e ir al médico, al banco, etc. “Trabajar en el sector agrario nos ha permitido a mi marido y a mi criar a los tres hijos, los niños no han renunciado a las vacaciones, a las extraescolares, etc.”. En casa de Juana Mari se decide todo al 50%, las decisiones son conjuntas. “Nos gusta contrastar y debatir los temas entre la familia”, dice. Incluso ha servido de inspiración para su hijo, que sigue los pasos de sus padres al sumarse a los pocos jóvenes que toman el testigo de trabajar en este sector: “Estamos muy contentos, le hemos transmitido la ilusión del proyecto Lacturale, que ahora empieza a dar sus frutos después de mucho trabajo y esfuerzo. Yo me considero una privilegiada porque trabajo en lo que me gusta y la libertad de trabajar en la granja me ha permitido atender a mi familia”, narra la ganadera.

            Casada y con tres hijos, Ariztegui es natural de Lantz, aunque reside y lleva el negocio en el concejo ya mencionado junto a su marido, Miguel Ángel Hernandorena. “Procedo de familia de ganaderos y desde siempre he vivido la profesión, me gusta mucho mi trabajo”, explicaba una entrevista concedida a UAGN en 2019. No obstante, no siempre fue así. El hecho de que hoy en día se dedique a la ganadería es fruto de una valiente decisión tomada, en 1996, ante la siguiente coyuntura que les planteó la villa a ella y su esposo: cerraron la fábrica de Hernandorena y la empresa les dio la opción de mudarse a Madrid, con el fin de continuar trabajando en una filial. Ellos apostaron por quedarse en el pueblo emprendiendo; ampliaron su granja familiar, creando una profesional a las afueras, de la que se propusieron vivir, con 40 vacas de ordeño. Hoy, cuentan con 115.

            Aquello supuso que la oriunda de Lantz tomara otra determinación: dejar su trabajo en Pamplona y comprometerse al cien por cien con esta nueva actividad, la sociedad civil Hernandorena-Ariztegui, parte del Grupo Lacturale. “En 2008, junto a un grupo de ganaderos y ganaderas que producíamos una leche de gran calidad de producción integrada y buscábamos conseguir un mejor precio para nuestra leche, creamos Lacturale”, detallaba; un sello pionero a nivel nacional, la 1ª leche certificada en Producción Integrada a nivel nacional: leche de más calidad, más seguridad alimentaria, mejor bienestar animal y más respetuosa con el medio ambiente.

            Como se ve, un espíritu luchador que la hacen digna de la insignia MujerAGRO, que este año, con un total de 38 nominaciones distribuidas por todas las comunidades autónomas y presentadas a 6 categorías, bate record de candidaturas:  Ha sido una de las ediciones más completas y con más alto nivel de candidaturas desde que se pusieran en marcha los Premios MujerAGRO”, expresa el jurado. “Estas cifras refuerzan la idea de que estamos haciendo las cosas bien y que el compromiso del sector agroalimentario por la igualdad no sólo está creciendo, si no que se está haciendo notorio en los medios y a través de proyectos como el de MujerAGRO, ayudamos a romper los llamados techos de cristal”, afirma Gissele Falcón, directora del Proyecto MujerAGRO.

            De esta manera, con la confirmación de una apuesta clara por la igualdad y visibilidad agroalimentaria, el próximo 16 de febrero se hará entrega, en el Salón de Actos del Centro Administrativo de Mercamadrid, estos galardones que reconocen e impulsan proyectos reales para lograr un sector agroalimentario reflejo de la sociedad actual, y será en ese momento, en el que se conozcan a las ganadoras de cada categoría. Desde UAGN, enhorabuena a Juana Mari por la nominación y mucha suerte a todas, ya que sea quien sea, será un premio para todas las mujeres del sector, que se verán reconocidas en ello.