Alrededor de 30 personas asisten a una la jornada sectorial en Mendavia
12/02/2021
UAGN organiza Seminarios Agrarios 2021
15/02/2021

Opinión de Félix Bariáin: Fondos UE con Sello Social

Necesitamos reflexionar, un periodo de tiempo necesario donde identifiquemos nuestras prioridades, hacia donde dirigir nuestros esfuerzos  y aprovechar los fondos Next Generation que la UE ha puesto encima de la mesa. Las prisas no son buenas consejeras y la gestión que requiere la ingente cantidad de fondos debe hacerse con un mínimo de estrategia.

Las inversiones, proyectos e iniciativas que se van a ver beneficiadas deben dejar un poso en el territorio que sea duradero y que tenga un impacto positivo en nuestras vidas. Que sirvan para empujar un modelo de crecimiento sostenible para el territorio y en especial ofrezcan soluciones a las graves crisis estructurales, como la que sufre el sector agrario, que de no revertirse, nuestra generación será testigo de una pérdida irreparable.

No podemos dejar de lado la oportunidad de desarrollar un modelo de crecimiento equilibrado donde el agricultor y ganadero tenga posibilidades para seguir ejerciendo su profesión de la mano de las nuevas premisas sociales que impone la UE, posibilitando unas producciones con menos huella ambiental, pero de la mano de un sector que quiere seguir dando vida a los pueblos de Navarra.

La Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra, UAGN, propone, que las iniciativas susceptibles de ser financiadas por los fondos de recuperación de la UE, se comprometan a preservar dicho impacto y entre otras opciones, trasladamos a las instituciones de Navarra que dichos proyectos se basen en un modelo de Sello Social. Como el que tuvimos opción de presentar a la presidenta del Gobierno de Navarra y consejera de Desarrollo Rural, así como al presidente del Parlamento de Navarra y a todas las fuerzas políticas durante el año 2020 y que hemos brindado por tanto a toda la población Navarra. Un sistema que permitiría estimular, verificar, comprobar y reconocer el esfuerzo de todos los integrantes de la cadena agroalimentaria en favor de unas producciones verdaderamente sostenibles y económicamente viables.

Siendo concretos, proponemos una serie de indicadores en la producción, transformación y elaboración, relacionados con el impacto duradero de una producción agroalimentaria responsable en el tejido social y ambiental  del territorio, como la igualdad de género, el relevo generacional, la calidad del trabajo, la formación continua, el cumplimiento de la ley de prevención de riesgos laborales, la reducción de insumos (fertilizantes o fitosanitarios) , la gestión de residuos plásticos de origen agrario o el fomento de la biodiversidad en nuestras explotaciones, entre otros.

Este conjunto de indicadores ha sido trasladado a los órganos correspondientes del Gobierno de Navarra y nos consta su grata acogida. Sin embargo, hay que ponerla en marcha y este puede ser el momento.

Quizás, el mejor inicio pueda ser cumplir de manera efectiva la Ley de la Cadena Alimentaria, que indica expresamente que no pueden realizarse operaciones comerciales cuyo importe sea inferior a los costes de producción realmente incurridos. Una cuestión de pura lógica que no se cumple en el sector de manera regular y que lastra, por tanto, la sostenibilidad en nuestras explotaciones y que por ende hace imposible otros planteamientos sociales y medioambientales sino existe la actividad humana que da coherencia a nuestra existencia.

Para ello, hacemos otra propuesta, que además viene recogida en el texto de la Ley y que se puede poner en marcha en Navarra. Se trata de apoyar al sector, dada su atomización y debilidad en la formación de precios, frente a la distribución perfectamente organizada y concentrada, a reforzarse en un modelo de referenciación de costes de producción, que pueda ser adaptado a las producciones agrarias de Navarra y estudiado de forma continua y rigurosa. Estamos hablando de una Mesa de Formación de precios, regulada normativamente por la Administración y que cuente con el apoyo sectorial de las organizaciones y científico, de entidades del conocimiento, para que refuerce la sostenibilidad económica y la conformación de unas relaciones justas y equilibradas.

Por tanto, aspiramos a que los fondos de la UE generen un modelo de producción viable, que sea perdurable por su propio desarrollo territorial, que pueda competir en todos los mercados, referenciando a las producciones agrarias de Navarra por su valor y respeto con el entorno de una forma innovadora. Un nuevo impulso que harían mucho más eficaces las ayudas europeas y evitaría que se tuviera la tentación de apoyar proyectos sin impacto social. Los fondos están bien, pero deben dejar huella.

Félix Bariáin, presidente de UAGN

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
loading...