UAGN, en colaboración con Gobierno de Navarra, impulsa la metodología AgroInnovarse
02/12/2021
Susana Villanueva: “El sector agrario está viviendo una crisis reputacional y la comunicación es fundamental para proyectar una imagen positiva del sector”
10/12/2021

El residuo plástico como una oportunidad de negocio a través de un proceso de economía circular

El pasado 1 de diciembre, un grupo de 50 personas asistió, en el marco del proyecto Ecocirplas, a la Jornada “El residuo plástico como una oportunidad de negocio a través de un proceso de economía circular”, en las instalaciones de Solteco, de Cintruénigo. El proyecto Ecocirplas está liderado por UAGN en coordinación con UCAN, Grupo AN, ITER investigación y Solteco.

La apertura corrió a cargo de José Vicente Sainz, Director General de Solteco, a continuación, Iñaki Mendioroz, Gerente de UAGN; y Arturo Ferrer, Director Técnico de ITER, realizaron una ponencia sobre “El residuo plástico agrario”. “El proyecto que surge por la necesidad que tienen los agricultores a la hora de gestionar el residuo plástico que generan, y por lo tanto, el objetivo es dar una salida desde el punto de vista de toda la cadena agroalimentaria a la gestión del residuo plástico de uso agrario, de tal manera que lo podamos recoger en las mejores condiciones, y tenga un proceso de valorización que permita ser reciclado y formar parte de nuevos equipamientos”, explicaba Iñaki Mendioroz.

Arturo Ferrer expuso como el objetivo para Solteco e Iter Investigación en el proyecto es “idear, analizar y diseñar nuevos equipamientos relacionados con usos agrarios elaborados a través de residuo plástico agrario, buscando una circularidad completa del plástico”.

José Vicente Sainz manifestó que “se están creando productos a través del proyecto Ecocirplas, para crear esa demanda y concienciar sobre el valor sostenible de estos artículos que podamos sacar al mercado. Es un sustituto de la madera natural y en ocasiones al hierro y hormigón…”

Por último, José Vicente Sainz hizo una visita a las instalaciones y mostró in situ el proceso de fabricación a partir de residuo plástico agrario. Así mismo, los asistentes pudieron ver un set de productos finales.

“Solteco se unió al proyecto Ecocirplas con el objetivo de poder conseguir que los residuos plásticos que pretendemos reciclar se puedan transformar en bienes de uso cotidiano, que se puedan introducir en la agricultura y ganadería. El proceso comienza con la recepción de los residuos, posteriormente se hace un triturado a partir del cual se realiza una primera fundición. Con esta masa que se obtiene, una vez que está fría se vuelve a triturar, y hacemos nuestra mezcla para poder conseguir el resultado final”, comentaba José Vicente Sainz.

La jornada concluyó con la presentación de un prototipo patentado creado a partir de una solución de madera plástica y una aplicación de retorno lumínico. “Son productos que tienen la capacidad de absorber luz natural y lo más interesante que también luz artificial y con esto se abre un mundo de posibilidades, se puede recargar con la luz de la linterna de un senderista o con la luz de una bicicleta en un carril bici o con la luz de un automóvil. Se abre por tanto un abanico de posibilidades y aplicaciones con un gran valor añadido de seguridad, de señalización y de sostenibilidad.  Lo interesante es que el retorno lumínico puede durar entre 8 y 10 horas, pero si a las 5 horas ha perdido intensidad, se vuelve a alumbrar con un foco unos segundos y se recarga”, explicaba José Vicente Sainz.

Puedes ver la galería fotográfica aquí.