Stock cualitativo
04/07/2018

Una vez más, UAGN critica que quienes cobran renta garantizada rechazan ofertas de trabajo agrario. Los agricultores de la Ribera denuncian la escasez de mano de obra para abordar las campañas agrarias. El martes 3 de julio, Félix Bariáin, presidente de UAGN, Ángel Remírez, asesor jurídico de UAGN y Alberto Monreal, presidente de la Junta Local de Buñuel, mantuvieron una reunión con  Miguel Laparra, Vicepresidente de Derechos Sociales, y Paz Fernández, Directora del SNE. UAGN ha querido denunciar una vez más esta situación ante la Administracion exigiéndole que tome las medidas necesarias de control y habilite los mecanismos necesarios para que no se produzcan este tipo de situaciones.

Agricultores-empleadores de diferentes localidades riberas se reunieron pasado miércoles 13 de junio en la oficina de UAGN de Tudela para tratar la dificultad para encontrar mano de obra a la que se están enfrentando y que está dificultando el desarrollo con normalidad el desarrollo de las campañas agrarias. Los agricultores afectados vienen manifestado esta situación de manera reiterada. La dificultad para contratar mano de obra que tienen los agricultores no se achaca a la falta de personal en la zona, sino al escaso incentivo o desmotivación que algunos trabajadores perceptores de ayudas muestran a la hora de ser contratados. Esto es un motivo de preocupación en el sector ya que el perfil del trabajador que actualmente trabaja en el campo está formado en gran medida por colectivos beneficiarios de ayudas como la renta básica garantizada.

Esta situación ya fue reivindicada en marzo de este año por Félix Bariáin, ante el consejero Miguel Laparra, exigiendo por parte de la Administracion más control y la única respuesta recibida fue que el agricultor era quien tenía que denunciar. “No estamos de acuerdo en que se delegue esta responsabilidad en los agricultores, creemos que esto es competencia de quien concede y reparte las ayudas” afirma Félix Bariáin, presidente de UAGN.

Desde UAGN se vuelve a denunciar a la Administración que en el sector primario se están rechazando ofertas de empleo; que no se controla en absoluto a estas personas, que se sigue dando el efecto llamada como se refleja en los padrones municipales y que con la inoperancia del ejecutivo además se está fomentado el empleo sumergido. “Existe un descenso notable en la contratación agraria respecto a periodos anteriores. El problema es muy grave. Los agricultores no contamos con la previsión de contratación que existen en otros sectores, ni tampoco estamos en condiciones de elegir en muchas ocasiones a quien contratamos o no, diariamente sufrimos situaciones en las que los trabajadores directamente rechazan ser contratados, recibimos propuestas de realizar contrataciones fuera de las garantías legales o de cotizar por debajo de lo trabajado ante el temor de que nuestras cosechas se queden sin recoger”, explica Félix Bariáin.

Cerrar
loading...