Nuevo curso de Operaciones Básicas de Cocina en Casa Gurbindo Etxea
08/01/2018
Aclaraciones sobre el valor nutricional de la leche
09/01/2018

Disponer de un cuaderno de campo, así como Certificados de inspección de los equipos de tratamientos fitosanitarios es obligatorio

El cuaderno de campo es un documento en el que los titulares de las explotaciones agrícolas deben registrar los tratamientos realizados en sus explotaciones con el fin de llevar una trazabilidad de sus cultivos y labores agrarias realizadas.
La obligación de llevar al día este documento proviene del Real Decreto 1311/2012, Ley de Uso Sostenible de Productos fitosanitarios, que advierte cuáles son los datos mínimos que deben constar en el Cuaderno de Campo. El cuaderno puede ser solicitado por la Administración para verificar el cumplimiento de la condicionalidad en la PAC.
En dichas inspecciones, además del cuaderno de campo, la Administración puede solicitar: documentación relativa al asesoramiento; certificados de inspección de los equipos de tratamientos fitosanitarios; las facturas de los productos que aparecen en el cuaderno de campo; etc.
Otra documentación que hemos comentado anteriormente, es la de los certificados de inspección de los equipos de aplicación. A raíz de la publicación de la Directiva 2009/128/EC de 21 de octubre, del Parlamento Europeo y del Consejo, que establece un uso sostenible de los plaguicidas para reducir el impacto del uso de los fitosanitarios en la salud y en el medio ambiente, queda claramente establecida la obligatoriedad de realizar inspecciones periódicas en los equipos de aplicación de fitosanitarios. Según la Directiva, antes de diciembre de 2016 todos los equipos de aplicación deberán haberse inspeccionado como mínimo una vez.
Las inspecciones permiten detectar anomalías en los equipos o el incumplimiento de los requisitos de seguridad.
Antes de la Inspección técnica es importante que realicemos una serie de comprobaciones:
• Limpiar el exterior e interior de la máquina de tratamientos.
• Los defectos o disfunciones detectados con anterioridad a la inspección serán reparados.
• Se debe comprobar que las boquillas no se encuentren obstruidas ni desgastadas.
• Se debe comprobar el estado de las mallas de los filtros.
• Es necesario que el manómetro tenga las divisiones adecuadas.
• No se admitirán máquinas de tratamientos con fugas.
• El depósito se encontrará lleno de agua limpia en 3/4 partes de su capacidad nominal.
• Preferiblemente, la máquina de tratamientos estará accionada por el tractor con el que trabaja habitualmente.
• Los resguardos de la toma de fuerza y su eje estarán debidamente protegidos.
En el caso de que el resultado de la inspección favorable, se le entregará el informe de inspección, el certificado de la misma y un distintivo autoadhesivo. Si el resultado es desfavorable se dispone de 30 días para volver a pasar la inspección.
Puedes ponerte en contacto en tu oficina más cercana.

Cerrar
loading...