Elecciones para la renovación de los Consejos Reguladores de las IGPs “Ternera de Navarra” y “Cordero de Navarra”
21/06/2018
Terible amenaza de la peste porcina africana
26/06/2018

Estos productos contienen azúcares y otros aditivos, y menos aporte de calcio que el lácteo. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un estudio a través de laboratorios independientes en el que ha analizado 44 bebidas vegetales de cuatro tipos: 9 de almendras, 9 de arroz, 17 de avena y 9 de soja. La OCU recuerda que, aunque coloquialmente son conocidas como “leches vegetales” por la similitud en su aspecto, las bebidas vegetales no tiene nada que ver ni con la leche ni con los lácteos y, por tanto, la legislación española prohíbe que sean etiquetadas como tal, salvo en el caso de la bebida a base de almendras, también denominadas “leche de almendras”.

El estudio de la OCU ha detectado que, a pesar de que se venden como bebidas de soja, almendras, avena y arroz, en la mayoría de los casos éstas solo contienen un pequeño porcentaje de la materia prima (entre un 2% y un 16%), siendo su principal ingrediente el agua (90 por ciento).

Además, suelen contener azúcar, estabilizantes y otros aditivos. Por ejemplo, en siete bebidas de almendra de las 9 analizadas por la OCU, el segundo ingrediente es el azúcar, y solo contenían entre un 2% y un 7% de almendras. En el resto de bebidas (de arroz, avena y soja), el segundo ingrediente que aparece en la lista es el cereal o leguminosa correspondiente, en cantidades que van desde el 6 por ciento al 16%.

Asimismo, la cantidad de aporte graso es muy parecido al de la leche semidesnatada, aunque la concentración de las grasas saturadas es mayor en el lácteo. Respecto a su contenido de azúcares, es muy similar al de la leche. Sin embargo, hay que diferenciar entre los azúcares que están presentes de forma natural en el producto, como es el caso de la leche, y los que son añadidos, como los de muchas de estas bebidas.

En cuanto a la cantidad de proteínas de las bebidas vegetales, varía mucho en función del origen vegetal de la materia prima y solo la bebida de soja tiene un aporte proteico similar al de la leche, según la OCU.

Sobre el aporte de calcio, el estudio concluye que la leche claramente contiene más de este mineral que las bebidas vegetales y, además, lo contiene de manera natural.

Teniendo en cuenta estos resultados, la OCU considera que salvo en el caso de la soja, comer unas pocas almendras o un poco de avena, tendría un mayor aporte nutricional que beber 100 mililitros de estas bebidas. Salvo que se consuman por motivos de intolerancia a la lactosa, alergia a la proteína de la leche de vaca, veganismo u otro motivo por el que haya que eliminar la leche de la dieta, la OCU recuerda que ninguna de estas bebidas vegetales puede considerarse un sustitutivo de la leche.

Cerrar
loading...